Virtualización

Virtualización

Las tecnologias de virtualizacion permiten conseguir el mayor ahorro de costos posibles al tiempo que mejoran la continuidad empresarial; optimizando y utilizando todo el potencial de su hardware. Estas soluciones de infraestructura virtual son ideales para entornos de producción en parte debido a que se ejecutan en servidores y escritorios estándar de la industria y son compatibles con una amplia gama de de sistemas operativos y entornos de aplicación, así como de infraestructuras de red y almacenamiento.

 

Los distintos tipos de virtualización con las que contamos son:

Virtualización de Servidores:

La virtualización de hardware utiliza software para crear una máquina virtual (VM, en sus siglas en inglés) que imita a un equipo físico. De este modo se crea un entorno de sistema operativo independiente que obviamente está aislado del servidor host. Al ofrecer varias VM al mismo tiempo, este enfoque hace posible la ejecución de varios sistemas operativos de manera simultánea en una única máquina física.

En lugar de pagar para tener múltiples máquinas físicas de servidor que no vas a tener a pleno rendimiento,  la virtualización del servidor hace posible que esas cargas de trabajo se vean consolidadas en un número menor de maquinas pero a pleno rendimiento.

Virtualización del Escritorio:

La Virtualización del escritorio ofrece oportunidades nuevas y llenas de potencial para que los TI puedan ofrecer y administrar escritorios corporativos y puedan responder a las diversas necesidades de los usuarios de una forma flexible. Los escritorios virtualizados pueden estar alojados en el cliente, o centralizados en servidores en el centro de datos; lo que a menudo se conoce como una Infraestructura de escritorio virtual

Virtualización de Aplicaciones:

En un entorno físico, todas las aplicaciones dependen de su propio sistema operativo para una serie de servicios, incluyendo la localización de la memoria y los drivers de los dispositivos entre otras muchas cosas. Las incompatibilidades entre una aplicación y su sistema operativo se pueden abordar ya sea desde la virtualización del servidor o la de la presentación, pero cuando se trata de problemas de compatibilidad entre dos aplicaciones instaladas en el mismo elemento de un sistema operativo, necesitas recurrir a la virtualización de aplicaciones.

Gestión de la Administración:

Las máquinas virtuales son algo más que objetos que manipular sino computadoras reales con cargas de trabajo reales. Administrarlos tal y como administramos otros sistemas físicos es un imperativo. Utilizando un set completo de herramientas de administración, puedes reducir al mínimo la complejidad y simplificar las operaciones. Un entorno de administración común reduce el tiempo de formación necesario, garantiza uniformidad en las políticas de la aplicación y simplifica el proceso de mantenimiento al sacar el máximo partido al software, al personal y lo que es más importante a los procesos de administración TI que ya tienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *